CONTÁCTANOS

E
SPECIALISTAS EN DENUNCIAS DENTALES

Uno de los tratamientos dentales más complejos es son los implantes. Hablamos de unos elementos metálicos que se colocan en los huesos maxilares, justo debajo de las encías. Encima de ellos se colocan las coronas o puentes fijos para reemplazar las piezas perdidas. Normalmente, cuando se recurre a los implantes es porque se necesita reponer una pieza. Sin embargo, es un tratamiento complejo que requiere experiencia y profesionalidad. De lo contrario, puede ocasionar problemas de adaptabilidad, dolores o infecciones.

DENUNCIAS POR IMPLANTES DENTALES

Es importante que los implantes estén bien diseñados. De no ser así, puede ocasionar dolor, problemas en la masticación o dificultades al hablar. Son muchos los casos reportados de pacientes que tras ser sometidos a un tratamiento de implantes sienten molestias al realizar actos cotidianos.

Es conveniente determinar si el dentista a realizado bien el tratamiento contratado. Por ello, resulta imprescindible realizar un peritaje dental que evaluará el grado de responsabilidad del profesional responsable. Si existe negligencia o error procede realizar -ante los Juzgados- una denuncia de forma que las autoridades sentencien si existe derecho a una posible rescisión de daños en forma de indemnización.

Las prótesis y los puentes que se colocan sobre los implantes no deben deslizarse por la boca. Deben estar fijos y bien colocados, para que el paciente pueda llevar una vida normal y no provoque incomodidad. Recordemos que es un tratamiento dental “para siempre”, por lo que debe evitarse convivir constantemente con tensión, dolor o incomodidad.

Posibles negligencias en cirugía de implantes dentales

  • Negligencias dentales en prótesis sobre implantes.
  • Defectos en la estética dental por implantes.foto implante dental
  • Infecciones tras cirugía de implantes.
  • Dolor anormal tras la cirugía.
  • Exceso de sangrado tras cirugía de implantes.
  • Problemas con injertos de hueso.
  • Problemas con injertos de encía.
  • Labio dormido y hormigueo.
  • Dolor en la articulación temporomandibular.
  • Imposibilidad de poder comer.
  • No poder hablar o vocalizar como antes.
  • Falta de atención o de respuesta en la clínica.
  • Problemas con el presupuesto.

Estos son algunos efectos derivados por implantes mal colocados. Si no se colocan bien o el paciente no los soporta, el profesional está obligado a poner a su disposición toda la tecnología y conocimiento posibles para solucionar el problema. Si el dentista no está dispuesto ayudar a su paciente, la solución pasa por interponer una denuncia por negligencia o abandono del paciente.

Contratar los servicios de un perito dentista es imprescindible a la hora de solucionar problemas cuando existen dificultades de comunicación con el profesional que le realizó el tratamiento. Nadie debería asumir infecciones y/o problemas de por vida. Por ello la Justicia brinda la posibilidad de que el paciente presente una reclamación o denuncia por mala práxis en la colocación de implantes. Acude a un perito dentista y te asesorará en todo el proceso. ¿Podemos ayudarte?